Hiroshima y la traducción

Hace ahora más de medio siglo desde que se lanzó el horror de la primera bomba atómica sobre Hiroshima. pero es solo 50 años hoy del libro clásico sobre, de John Hersey Hiroshimapublicado como un artículo extenso en la nueva york. Ambos eventos están relacionados con la traducción.

Primero el bombardeo. Los historiadores de la Segunda Guerra Mundial conocen bien este vínculo. Se trata de la traducción al inglés de una sola palabra japonesa en la respuesta del gobierno japonés al ultimátum que le enviaron los Aliados que se reunieron en Potsdam (la Declaración de Potsdam). El ultimátum amenazaba a Japón con una «destrucción rápida y total» si no se rendía incondicionalmente, y la respuesta fue mokusatsu. Desafortunadamente, es polisémico. Se deriva de la palabra para silencio. puede significar no prestar atención a; tratado con silencioso desprecio; ignorar callando; pero también permanecer en una sabia y magistral inactividades decir (en contexto) el tráfico está actualmente en espera.El significado elegido por los traductores de los Aliados y los medios de comunicación fue el primero; pero este último probablemente fue el primer ministro japonés Kantaro Suzuki. Ante lo que parecía un rechazo total, el presidente estadounidense Truman ordenó el bombardeo. Ha sido descrito como «el peor error de traducción de la historia» y ha sido cuestionado desde entonces. Mi propia opinión, ya sea que la traducción sea correcta, es que Truman habría seguido adelante de todos modos para salvar vidas estadounidenses e influir en los demás aliados, especialmente en Stalin. Dice en sus memorias: «No se equivoquen al respecto. Consideré la bomba un arma militar y nunca dudé de que debía usarse». Poco se sabe del segundo eslabón, todo lo contrario. Este Dia. 31 de agosto de 2016, «Se cumplirán 70 años desde la publicación de lo que fue aclamado como uno de los mejores trabajos periodísticos jamás escritos, titulado simplemente Hiroshima, el artículo de 30.000 palabras de John Hersey [in The New Yorker] Tuvo un gran impacto, revelando el impacto total de las armas nucleares en la generación de la posguerra», el enfoque de Hersey, que obtuvo de la lectura de la novela de Thornton Wilder. Puente de San Luis Rey durante su viaje a Japón, cuenta su historia a través de los ojos de seis de los sobrevivientes. Uno de ellos fue el Reverendo Kiyoshi Tanimoto, pastor de la Iglesia Metodista en Hiroshima. En la mañana del bombardeo estaba «ayudando a un amigo a trasladar algunas cosas a una casa en los suburbios para guardarlas (porque la misma Hiroshima siempre estaba en peligro de ser bombardeada)… Mientras estaban allí, vieron un destello brillante de Cuando Sabían que algo malo había sucedido y, estando lo suficientemente lejos de la ciudad como para tener tiempo de reaccionar, los dos hombres se apresuraron a refugiarse antes de que la conmoción cerebral de la explosión los alcanzara.
«Cuando pudieron salir de su escondite, el Sr. Tanimoto inmediatamente se puso en modo de rescate. Después de ayudar a algunos transeúntes, inspeccionó los daños en la ciudad desde una colina. En lugar de correr como mucho del desastre como pudo… corrió en la dirección de de la ciudad, donde corría diligentemente ayudando a los heridos o varados. hibakusha en japonés.

En noviembre de 1946, Hiroshima Publicado en forma de libro. Rápidamente se tradujo a muchos idiomas y se lanzó una edición en Braille. En formato de libro, nunca se ha agotado desde entonces. Sin embargo, una traducción se quedó corta: el japonés”. En Japón, el general Douglas MacArthur -comandante supremo de las fuerzas de ocupación, que estuvo efectivamente a cargo de Japón hasta 1948- prohibió estrictamente la difusión de cualquier informe sobre las consecuencias del bombardeo. , y la edición relevante de The New Yorker, prohibida hasta 1949, «Cuando salió la traducción al japonés, era Traductor nativo, nada menos que el Reverendo Kiyoshi Tanimoto. Llegó a hablar inglés con fluidez durante su formación como ministro en Atlanta, EE. UU. Sin embargo, a través de una técnica bastante común en la traducción literaria, un autor profesional en el idioma de destino revisó su texto. No publicó otras traducciones, pero escribió otros libros sobre temas religiosos y se hizo famoso como defensor de las víctimas del bombardeo, apareciendo en ese papel en la televisión estadounidense. El premio anual de la paz Kiyoshi Tanimoto lleva su nombre. una traducción de Hiroshima Definitivamente es una de las peores traducciones hechas por un traductor nativo..

Término

Para explicar el término Traductor narrativoen definiciones necesarias en el cuadro de búsqueda de la derecha.

Referencias

Mokusatsu: una palabra, dos lecciones. Agencia de Seguridad Nacional, 2016. https://www.nsa.gov/search/?q=mokusatsu o haga clic en [here].

Harry S. Truman. Recuerdos. Volumen uno: El año de las decisiones. http://www.rci.rutgers.edu/~schochet/Truman_and_the_Atomic_Bomb.pdf o haga clic en [here].

Cómo Hiroshima John Hersey reveló el horror de la bomba. noticias de la BBC22 de agosto de 2016. http://www.bbc.com/news/magazine-37131894 o haga clic en [here].

Juan Hersey. Hiroshima. Traducido por el Rev. Kiyoshi Tanimoto y Kin’ichi Ishikawa. Tokio: Hosei Daigaku Shuppankyoku, 1949. Quedan algunas copias en las bibliotecas: consulte WorldCat. (Un traductor nativo es revisado por un escritor establecido no solo para garantizar la calidad del texto de destino, sino también para poner un nombre conocido en la portada, así como un nombre desconocido).

Kiyoshi Tanimoto. Wikipedia2016.

Equipo Editorial Shmoop. Reverendo Kiyoshi Tanimoto. Shmoop2016. http://www.shmoop.com/hiroshima-book/reverend-kiyoshi-tanimoto.html o haga clic en [here].

Imágenes

Kiyoshi Tanimoto en el programa de televisión estadounidense Esta es tu vida1955.
Fuente: Christian Greco, http://www.dailymotion.com/video/xl3jx5_this-is-your-life-1955_shortfilms